Empresariado venezolano se cansó de esperar y ahora está dispuesto a asumir los retos del futuro

Comparta con sus amigos

Empresariado venezolano se cansó de esperar y ahora está dispuesto a asumir los retos del futuro

Por más de veinte años la dirigencia empresarial de Venezuela estuvo esperando que los actores políticos, presentaran las propuestas, los planteamientos, proyectos y soluciones necesarias para intentar rescatar la prosperidad económica en el país; y aunque al principio, fueron los sectores del gobierno quienes se negaron rotundamente a cualquier tipo de apertura e incluso se promovieron políticas erradas de expropiación u ocupación de fábricas con las flameantes banderas del viejo argumento de la mal llamada “cogestión obrera” como estandartes de los más fanáticos defensores de la Revolución del Proletariado”; ahora, las cosas han cambiado y el gobierno parece estar contra las cuerdas.

Lamentablemente o afortunadamente si así usted lo prefiere, hoy las realidades son otras y el “golpe de timón gubernamental” está más cerca de los que muchos creen y desde el propio partido de gobierno se está preparando la defensa necesaria de las medidas que se tomarán en el futuro inmediato y que a más de uno dejará como “pajarito en rama”.

Que a nadie tome por sorpresa la medida judicial que benefició a los empresarios de CITGO; que tampoco caigan como “Condorito” ciertos personajes si definitivamente se atenúan ciertas sanciones que tienen que ver con el Diesel; pero, que mucho menos se extrañen si de ahora en adelante notan un cambio de discurso de quienes hasta ahora fueron voceros del gobierno de USA, la Unión Europea o hasta la mismísima OEA; pues en la Casa Blanca ya se repartieron las cartas, solo falta ahora, que cada uno comience a desarrollar su juego para que se abran las apuestas. Ojalá, y todos estén apostando por Venezuela.  No hacerlo, sería un crimen imperdonable.

Comparta con sus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *